Ayuntamiento de
Castaño del Robledo
ayuntamientocrobledogmail.com - 959 465 544
ESTAMOS EN: Ayuntamiento de Castaño del Robledo > > Patrimonio

Iglesias

Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol
Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol
Iglesia Inacabada o Monumento
Iglesia Inacabada o Monumento
Detalle
Detalle

El patrimonio arquitectónico eclesiástico de Castaño del Robledo tiene dos hitos de gran relieve: sus iglesias. Una, la de Santiago Apóstol, construida a partir de mediados del siglo XVI; y, la otra, El Monumento o iglesia Inacabada, iniciada a finales del siglo XVIII, nunca finalizada, para sustituir a la anterior, que se había quedado pequeña.

Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol

Se atribuye la iniciativa de su construcción al humanista Benito Arias Montano. Es un edificio renacentista con influencias del gótico y añadidos posteriores con planta de cruz latina y una sola nave.

En torno a 1697 se realizaron las obras de construcción de la torre, la capilla Bautismal y la tribuna destinada a coro alto, dirigidas por Alonso Yáñez Romero, vecino de Castaño. Más tarde se construye la capilla Mayor y el crucero; en el siglo XVIII, se realizó una ampliación de la primitiva tribuna, con el objeto de colocar el órgano adquirido por la parroquia.

El órgano parroquial de Castaño del Robledo fue construido en 1751 por Francisco Ortíguez y es hoy el órgano más antiguo de la provincia de Huelva. Dejó de sonar entre 1948 y 1955  y tras unos arduos trabajos de restauración, este valioso patrimonio volverá a sonar en nuestra iglesia. Un artículo de interés sobre la historia de su construcción, puede descargarse desde aquí.

A principios del siglo XIX, se construyó la actual Sacristía y la zona inmediata a ésta destinada a almacén y escaleras de acceso a la planta alta de la misma, obras que concluyeron en 1818. En 1893, fue construida la Capilla Sacramental bajo el patrocinio de los esposos don Juan Martín Márquez y doña Josefa Martín Sánchez, naturales y vecinos de la villa.

Pese a que los enseres de la iglesia son bastante escasos como consecuencia del expolio sufrido en la década de los años 30 del pasado siglo, además del citado órgano, destacan: la pila bautismal, con azulejos policromados sevillanos del siglo XVIII; la pila de agua bendita, con soporte en forma de columnas de finales del siglo XVI; y dos púlpitos del siglo XVII.

Recientemente, el edificio ha sido catalogado por la Junta de Andalucía como Bien de Interés Cultural (BIC).

La iglesia Inacabada o Monumento

También conocida como Nueva o del Cementerio, de estilo neoclásico, comenzó a construirse en la periferia del casco urbano de la localidad debido al importante crecimiento experimentado por la población de Castaño del Robledo durante el siglo XVIII.

Según algunas fuentes, José Álvarez determinó las principales características de la construcción, interpretando posteriormente sus ideas y dando las trazas del edificio Antonio Matías de Figueroa, asumiendo la dirección de las obras Januario José Longuinos Sánchez, vecino de la localidad, con Alonso Sánchez como maestro de obras.

Su breve historia constructiva comienza en 1788, quedando en 1794 paralizadas las obras definitivamente tras varias discrepancias entre el Arzobispado y las autoridades locales sobre las obligaciones que le correspondían a cada uno.

El edificio quedó sin uso hasta mediados del siglo XIX, en que empezó a utilizarse como cementerio, construyéndose numerosos nichos en las capillas laterales y enterramientos en el suelo. Hacia 1940 se construyó el nuevo cementerio en la localidad, lo que motivó el desalojo del cementerio ubicado en el interior de la iglesia.

En la década de los 90 del pasado siglo, la arquitecta Alicia de Navascués dirigió unas obras de restauración en las que fue sometida a una limpieza general y se cerraron las bóvedas.

Actualmente, el edificio, que tiene abierto expediente para su catalogación comoBIC desde el año 1979, se usa como espacio para actividades culturales.

El edificio, de estructura corpulenta y aspecto neoclásico en su conjunto, presenta una gran nave cubierta por bóveda de cañón con cinco capillas a cada lado y comunicadas entre sí.

En su interior, se conservan los dibujos arquitectónicos originales del arquitecto, que reproducen articulaciones del alzado interior, portadas y otros detalles decorativos.