Rodeo al Cerro del Castaño

Localidad: Castaño del Robledo
Longitud: 5,5 kilómetros 
Trazado: Circular
Dificultad: Media
Tiempo estimado: 2 -3 horas

Descripción: Este sendero discurre entre viejos bosques de castaños de gran atractivo, principalmente durante el otoño, por sus contrastes cromáticos, entre los que se localizan manchas del bosque original constituido por el robledal.

Nuestro itinerario recorre las laderas del Cerro del Castaño (969 metros sobre el nivel del mar), que constituye la mayor altitud de la provincia de Huelva. Su origen, relacionado con actividades volcánicas, es muy antiguo, estando constituido por materiales resistentes a la erosión, lo que le ha permitido conservar su altura.

El árbol predominante es el castaño, objeto de una antigua e importante explotación comercial que caracteriza a estas sierras. Con frecuencia aparece acompañado por pinos Flandes, que forman rodales relativamente homogéneos. Si nos decidimos por subir a la cumbre del Pico del Castaño, o Riscos Altos, localizaremos uno de los melojares, especie autóctona de roble, mejor conservados del Parque Natural.

Los viejos castañares proporcionan cobijo a una amplia variedad de especies: buena parte de las rapaces nocturnas tal como mochuelos, lechuzas, cárabos, autillos... así como diversos mamíferos, como el zorro, la gineta, el gato montés, la comadreja, la garduña o el lirón careto encuentran adecuado refugio en sus troncos huecos.

Abunda un denso matorral con zarzaparrillas, majuelos, que son rosáceas decumbentes de flores amarillas, helechos fisurícolas como doradilla (protegido por el Catálogo Andaluz de Flora Silvestre Amenazada) y el bello arbusto trepador, endémico del oeste de la Península Ibérica, Clematis campaniflora.

Opcionalmente, por un desvío de unos 2 kilómetros, podrá continuar hasta la Peña de Arias Montano, donde disfrutará de excelentes vistas panorámicas.

Toda el área constituye un buen lugar para encontrar numerosas setas en otoño, tal como tanas (Amanita caesarea), gallipiernos (Macrolepiota Procera), níscalos (Lactarius Deliciosus), boletos y otras.

  

Rutas y Senderos

Los antiguos caminos que alumbraron el nacimiento de Castaño del Robledo como epicentro geográfico de la sierra alta de Aracena son hoy nuevas rutas y senderos que permiten al viajero adentrarse en unos parajes altamente representativos del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche.

Trazados aproximadamente sobre los mismos caminos que antaño utilizaron los lugareños en sus comunicaciones viarias, los actuales senderos, convenientemente señalizados en algunos casos, constituyen una magnífica oportunidad para disfrutar y apreciar el ecosistema del bosque serrano.

Ya sea caminando, a caballo o sobre las ruedas de una bicicleta, la variedad de caminos conducen al senderista a través de bosques de castaños centenarios, entre los originales robledales, o bordeando el frescor de sus riachuelos y arroyos.